El tratamiento de Reiki no solo se pude tomar cuando uno esta enfermo sino también para reducir el estrés o para tener mejor vitalidad, favorece una mejor apertura y visión de la vida ya que nos influye de forma positiva.

En general buscamos tratamiento complementario cuando la medicina ya no nos ofrece mejoría, sin embargo, aun cuando las posibilidades de recuperación de enfermedades no están garantizadas por ningún tratamiento, las posibilidades de curación pueden incrementarse en la medida que una terapia complementaria se realice paralelamente y como complemento del tratamiento médico apropiado.

Para realizar un tratamiento a otra persona se dedica aplicando Reiki a las partes afectadas o los puntos donde manifiestan toxicidad, lo que supone una sesión de una hora o más según el caso, con buena eficacia para activar un proceso auto depurativo del cuerpo, si se realiza cuatro días consecutivos o cada 3 días.

Así se estimulan las defensas del organismo y el sistema inmunológico que lo pone de nuevo en equilibrio y armonía, tras el relativo período desintoxicante que seguirá naturalmente.

Estos tratamientos están divididos en sesiones. Cada sesión dura apróximadamente 60 minutos más 30 minutos de asesoría interna, pero varía según las necesidades de cada paciente. Se hacen en bloques de 4 sesiones, ya que Reiki suele actuar de forma progresiva y los resultados se aprecian normalmente a partir de la segunda o tercera sesión (aunque muchas veces hay una mejoría a partir de la primera sesión).

Se pueden tomar sesiones también cada 3 días. Para dolencias como el estrés, insomnio y problemas nerviosos, normalmente un tratamiento de 4 sesiones es suficiente para ver resultados, quizá en el caso de algunas dolencias de origen físico pueden necesitar más.

En el caso de las personas que están en tratamiento médico, no interfiere con el Reiki ya que se puede complementar muy bien elevando las defensas a través del sistema inmunológico.

Se sugiere a las personas que están interesadas en recibir tratamiento no ingerir alcohol, drogas ni alucinógenos u otras sustancias nocivas que alteren el sistema emocional de la persona, es ideal venir con ropa cómoda de color claro y suelta, la primera sesión puede tomar más tiempo que las otras por la necesidad de hacer apuntes con respecto al tratamiento a recibir y recopilar información con respecto a la dolencia.

Los cambios pueden ocurrir dentro sino también fuera de cada uno, esto implica a las personas que están alrededor de nosotros, que sería bueno que sepan que estaremos haciendo un tratamiento y pueden ver cambios en nosotros que motivan a una mejor actitud hacia la vida.

Puedes hacer un pedido de tratamiento haciendo Aquí