Reiki en hospitales

Reiki en hospitales

En hospitales y clínicas de los Estados Unidos, el Reiki está empezando a ser aceptado como una manera significativa de mejorar el cuidado de los pacientes. Además, su costo es accesible. Cada vez más clínicas y hospitales ofrecen a sus pacientes tratamientos de Reiki, como cuidado complementario.

Algunos ejemplos

Según Marilyn Vega, enfermera privada que trabaja en el Hospital Otorrinolaringológico de Nueva York, “el Reiki acelera la recuperación post-quirúrgica, mejora la actitud mental y reduce los efectos negativos de los medicamentos y de otros procedimientos médicos. Vega, Maestra de Reiki, incluye el Reiki en su trabajo de enfermera. Como a los pacientes les gusta el Reiki, se ha corrido la voz en el hospital, y otros pacientes requieren sus servicios, al igual que parte del staff del hospital. Ha realizado sesiones de Reiki en el Memorial Sloan Kettering Hospital, entre otros a pacientes que recibieron un transplante de médula. Reconociendo el valor del Reiki en el cuidado de los pacientes, 6 médicos y 25 enfermeras han tomado clases con ella.

Julie Motz, practicante de Reiki, ha trabajado junto al Dr. Mehmet Oz, cirujano cardiovascular, en el Columbia Presbyterian Medical Center, (Nueva York) durante 11 operaciones a corazón abierto y transplantes de corazón. Sus conclusiones fueron que ninguno de los 11 pacientes tratados con Reiki padecieron los efectos postoperatorios habituales como depresión, dolor o debilidad en las piernas, y ninguno de los que recibieron un transplante rechazaron el nuevo órgano. Asimismo, Julie Motz, utilizó el Reiki en el Marin General Hospital en las afueras de San Francisco. Trabajó especialmente con pacientes que tenían que pasar por una mastectomía.

El Dr. David Guillion, oncólogo de este hospital, ha dicho: “Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar al paciente. Aquí se practica una medicina de alto nivel, pero la curación es un proceso multidimensional. Apoyo la idea de que las técnicas que trabajan con energía pueden contribuir a la curación.”

Desde el mes de Mayo 1995, existe una clínica de Reiki en el Tucson Medical Center de Arizona. Al principio, la iniciativa fue aceptada solo en el ala de cuidados oncológicos, y los médicos tenían que dar su aprobación antes de dar un tratamiento de Reiki a un paciente. Ahora, se practica el Reiki en muchas otras alas del hospital y son las enfermeras quienes tienen que hacer la demanda de tratamientos, sin necesidad del permiso del médico. A los pacientes les gustan las sesiones de Reiki y piden más. Las enfermeras notan efectos positivos, en los pacientes, como: menos dolor, más relajación, mejor sueño, mejor apetito y una mayor cooperación de su parte.

Portsmouth Regional Hospital de Portsmouth, New Hampshire. Una empleada del hospital, Patricia Alandydy, enfermera y Maestra de Reiki, introdujo el Reiki en este establecimiento en la primavera de 1997 y se utiliza especialmente en el área de cirugía. Inició a unas veinte personas, miembros del personal del hospital, y durante los primeros seis meses dieron sesiones de Reiki a 400 personas. Al paciente que lo desea, se le suele dar una sesión completa de Reiki la mañana misma de su ingreso y otra de 15 – 20 minutos antes de ir a la sala de operación. A veces, también en la sala de operación misma.

Ya que los resultados positivos del Reiki han quedado demostrados, la técnica ha ganado credibilidad entre los médicos del hospital. Al mismo tiempo, Patricia Alandydy abrió una clínica de Reiki privada que funciona dos veces a la semana. Dispone de 17 camillas de masaje y, a pesar del número importante de voluntarios, hay a menudo lista de espera. Los enfermos que vienen aquí padecen de SIDA, dolores, efectos secundarios de la quimioterapia o radioterapia, etc. Los pacientes vienen por sí mismos o los mandan los médicos.

El Centro Médico del Pacífico (California Pacific Medical Center), uno de los hospitales más grandes del norte de California, incluye una Clínica de Salud y Sanación (Health and Healing Clinic) donde se utilizan una gran variedad de técnicas complementarias: Reiki, Medicina china, biofeedback, acupuntura, homeopatía, fitoterapia, y aromaterapia.

El Dr. Mike Cantwell, pediatra especializado en enfermedades infecciosas y Maestro de Reiki, da una sesión que puede durar de una a tres horas y, después deriva al paciente a otro practicante de Reiki que continúa con las sesiones fuera del hospital. A los pacientes que responden favorablemente se les sugiere que tomen un curso para poder utilizar Reiki sobre sí mismos. El Dr. Cantwell dice: “El Reiki es muy eficaz para dolencias agudas, tales como dolores y heridas óseos y musculares, jaquecas, infecciones agudas y asma. Asimismo, es muy útil para los pacientes que padecen enfermedades crónicas en general, y especialmente para los que padecen dolores crónicos.”

Otros médicos y enfermeras que utilizan Reiki Mary Lee Radka, enfermera y Maestra de Reiki, dicta cursos de Reiki para el personal médico en el Hospital de la Universidad de Michigan (University of Michigan Hospital) de Ann Arbor, Michigan.

Nancy Eso, médica y Maestra de Reiki, utiliza con frecuencia el Reiki cuando trabaja en emergencias en el hospital Foote, en Jackson, Michigan. En este hospital hay al menos otros 5 médicos que son Maestros de Reiki y muchas enfermeras iniciadas.

Libby Barnett y Maggie Chambers, Maestras de Reiki, han impartido ya cursos de Reiki en una docena de hospitales de Nueva Inglaterra (New England). Sugieren crear salas de Reiki, donde el personal del hospital y los pacientes puedan recibir sesiones cuando lo deseen. Bettina Peyton, médica capacitada por Libby y Maggie, dice: “La extraordinaria simplicidad del Reiki y sus efectos potencialmente poderosos, nos obliga a aceptar el concepto de una energía universal de curación.”

Esto es sólo una parte de una larga lista de practicantes de Reiki, médicos y personal de hospitales, que utilizan el Reiki en establecimientos médicos tradicionales de los Estados Unidos.

Tomado de http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestraSub.asp?sub=0335