Las Crisis de Sanación

Las Crisis de Sanación

Las Crisis de Sanación ó Crisis Curativa

Esto no es una casualidad ni tampoco algo malo que nos este pasando, todo es como se entienda en la reacción del cuerpo. Cada vez que se comienzan tratamientos de Reiki o Sesiones Reiki (Incluso en las iniciaciones de Reiki) se despiertan en nosotros temas que estaban dormidos, reprimidos o quizás sentíamos que ya estaban resueltos. Pues al comenzar el camino del Reiki se ponen de manifiesto emociones, sentimientos negativos, bloqueos energéticos acumulados, dolores, estar muy sensibles, entre otros síntomas que pueden ser molestos son la consecuencia de una reacción de nuestro cuerpo ante un cambio de energía interior entonces tomar conciencia de la situación nos ayudará a sentirnos tranquilos con este proceso hasta pasar por todo el proceso. En realidad lo que ocurre es la crisis de sanación como cambios profundos, que se manifiestan en periodos de limpieza y depuración energética, física y emocional.

Estas reacciones también acontece en el tratamiento homeopático y con otras técnicas de curación natural, incluso en los tratamientos médicos, en casi todos los casos al final de las primeras sesiones el estado del paciente donde parece agravarse en lugar de mejorar.

Claro está que no son todas las personas que experimentan crisis de sanación pero esta nota ayudará a despejar nuestra duda sobre si el Reiki esta creando alguna condición no saludable para la persona.

Los cambios suelen ser con mareos, vomito, diarreas, fiebres, dolores de garganta, dolores d cualquier parte del cuerpo, deseo de no comer mucho, ingesta de agua, estar muy sensible a todo sobre todo emocionalmente por ejemplo puedes experimentar sensaciones de Ira, Tristeza, Miedo, Odio, Ansiedad. Algunos síntomas físicos que podemos experimentar durante una Crisis de Sanación: Dolores de cabeza puede Incrementar el sudor, puede incrementar la orina, puede incremento las evacuaciones, mareos, Sarpullidos, Vómitos, resfriado o gripe,  Fiebre. Dolores pasados, estas reacciones suelen terminar al cabo de unos 3 días.

Todo esto es un cambio muy bueno que en lo particular son buenos indicadores de que la experiencia de curación esta creando una reacción en el cuerpo, pienso que hay algo muy profundo que la persona esta creando y será su proceso de sanación. No todas las personas responde al tratamiento de formas iguales sino muchos son de una manera distinta. Entonces al tener una crisis de sanación se debe realizar los tratamientos en varias sesiones donde la persona se limpia a fondo de los bloqueos energéticos.

A través del Reiki se mueven acontecimientos del pasados que muchas veces son desagradables y producen sentimiento de angustia, miedo, sentirse abandonado o rechazo, se sugiere manifestar estas emociones por que ayudarían a limpiar el alma y liberarla energéticamente.

Cuando se da algún efecto como estos mencionados es sugiere no abandonar el tratamiento sino mas bien intensificarla, la sra. Chiyoko Yamaguchi al hacer tratamientos de Reiki le decían a veces que les causaba dolores físicos cuando eran tratados entonces la Maestra les pedía que aceptaran esto hasta que pasará la crisis curativa.

¿Pero exactamente qué es un Crisis de Sanación? Este artículo está escrito por Patrick Hamouy de therapies.com

Ocurre cuando el cuerpo intenta liberarse de toxinas. Es un proceso natural. Puede activarse debido a un cambio de dieta, un tratamiento de Reiki y/o una iniciación de Reiki o incluso una liberación de bloqueos emocionales.

Básicamente, hay 5 órganos principales de eliminación que tu cuerpo usará para eliminar toxinas.

1. La piel

A medida que tu cuerpo elimina toxinas, puedes notar un incremento en la sudoración ¡pero no pasa nada! Lo peor que puedes hacer es usar un desodorante, porque así estás evitando que tu piel ejerza su función natural. Si te molesta de verdad, usa un desodorante natural que puedes comprar en una tienda de productos naturales. Aunque menos frecuente, puede ocurrir que aparezca un salpullido o granos en la piel.

Un alumno comentó que sufrió un sarpullido desde la base del cuello hasta el sacro como consecuencia de un curso de Reiki. Duró 3 días y después afirmó sentirse mejor que nunca.

2. El Colon

Puede ser que notes un incremento en la frecuencia de evacuaciones (ir al servicio). Un ejemplo espectacular de esto fue uno de mis alumnos que, después de un curso de Reiki I, afirmo haber ido al servicio 24 veces en 48 horas. Es importante comentar que no fue diarrea, que podría tener consecuencias graves a nivel deshidratación.

Estos síntomas, como los anteriores, son positivos. Es una manera natural que el cuerpo tiene de eliminar materia orgánica tóxica acumulada en el colon.

También se puede notar un cambio en el color, olor y consistencia de las heces.

3. La orina

La función de los riñones es de regular la cantidad de ciertos ingredientes en la sangre. Lo que encuentren en exceso, se eliminará y será conducido a la vejiga para su eliminación a través de la orina.

Por ejemplo: Exceso de agua, hormonas, sal, anticuerpos (si tu cuerpo está luchando contra una infección) enzimas, vitaminas, minerales y cientos de otros productos serán eliminados.

Tu orina contiene los excesos de tu sangre. Si llevas una dieta sana, habrá muy pocas toxinas en tu orina. Si no, habrán más. Cuando tu cuerpo se purifica, cambiará el color, olor, volumen y opacidad de tu orina. Esto es positivo. Tu cuerpo está eliminando toxinas que no quiere.

4. Sistema Respiratorio

A medida que los pulmones se limpian, algunas personas desarrollan síntomas parecidas a un resfriado o gripe. Este es el sistema que el cuerpo emplea para eliminar mucosidad y elementos que no desea mediante el sistema respiratorio.

Es un proceso de desentoxicación y tomar medicamentos o antibióticos no ayudarán al cuerpo en su labor. Simplemente bebe más agua de lo habitual y tómate las cosas con calma.

5. Las Emociones

Una manera muy potente de eliminar. Llantos, risas, ansiedad, depresión, felicidad “excesiva” y mucho más se manifiestan a veces durante una crisis de sanación.

Todo es parte del proceso. Somos cuerpo, mente y espíritu. Intentar estar sanos ignorando uno de estos aspectos es inútil. Si hemos acumulado muchas emociones negativas, un tratamiento natural intentará eliminar estas “toxinas emocionales” para ayudarnos a estar sanos. De nuevo, tu ser está tratanto de eliminar toxinas, esta vez toxinas emocionales. “Se puede comparar a la reforma de una vivienda. Se raspa la pintura vieja. Se llena las grietas, se cambian las moquetas etc.”

A veces, he tenido pacientes que han sufrido de depresiones como resultado de un tratamiento de Reiki. Este es uno de las crisis de sanación más difíciles de tratar. Es obvio que Reiki no causó la depresión. La depresión “estaba ahí” y estaba causando la enfermedad del paciente. Reiki lo sacó a la superficie para poder eliminarlo.

Es de suma importancia continuar con el tratamiento hasta que haya desaparecido la depresión y el paciente esté libre de esa toxina tan dañina. Si la persona continúa con el tratamiento, mejorará y se sentirá mucho mejor que antes. Si deja el tratamiento, el proceso de sanación se interrumpe y el paciente tendrá que superar la depresión sin ayuda, con gran dificultad.

Dolores de cabeza

Librarse de una dolor de cabeza creado por la eliminación de toxinas es casi imposible. Reiki, Reflexología, Shiatsu y otras formas de medicina natural pueden aliviar los síntomas de forma temporal.

No hay mas remedio que soportarlo con el conocimiento que nuestro cuerpo se está purificando y el resultado será un cuerpo más sano y más feliz.

Vómitos

Puede ocurrir aunque es no es muy común. Una señora que sufría de Dystonia estaba presente en una charla sobre Reiki que ofrecí una tarde. Sus síntomas eran parecidos a los de alguien que padece de Parkinson´s y todo su cuerpo temblaba de forma incontrolada.

Unos minutos después de empezar la charla, se levantó y salió corriendo a los servicios y vomitó con fuerza. La energía de Reiki presente en la sala de alguna forma había desencadenado esta reacción. Quedó tan impresionada por esta reacción que decidió recibir sesiones de Reiki.

La recurrencia de antiguos dolores Esto ocurre cuando una dolencia pasada no ha sido sanada del todo. Puede ser que el dolor vuelva a la superficie antes de ser sanado completamente y desaparecer de nuevo pero esta vez de forma definitiva.

Fiebres altas

El cuerpo usa la fiebre para quemar toxinas. Es un proceso muy útil y no se debe frenar al menos que la fiebre se vuelva muy elevada.

Dolor de garganta

A veces, la manera que tiene nuestro cuerpo de liberar toxinas nos sorprende. Mi cuerpo reacciona muy mal a productos químicos, pinturas, alcohol y otras sustancias agresivas. Si recibo estas sustancias en grandes dosis, el resultado es un dolor de garganta. Mi cuerpo lo considera como un resfriado y desarrollo los síntomas propios de una gripe.

Nota de John: También he notado que un dolor de garganta es una manera que tiene nuestro “cuerpo emocional” de desintoxicarse cuando se trata de un problema de comunicación. Yo sufría de dolores de garganta con frecuencia hasta que me di cuenta que, aunque expresaba sin dificultad lo que pensaba (a veces demasiado) tenía grandes problemas expresando lo que sentía.

Estas emociones reprimidas salían a la superficie en forma de faringitis crónica. Desde que aprendí a decir lo que siento y no solo lo que pienso, desapareció mi dolor de garganta y no he vuelto a tener un solo ataque de faringitis desde entonces, hace 5 años.

Peor antes de mejorar

Ocurre a veces que los síntomas que uno está tratando empeoran antes de mejorar. A medida que el cuerpo se sana, libera toxinas.

Se puede comparar a la reforma de una vivienda. Se raspa la pintura vieja. Se llena las grietas, se cambian las moquetas etc. Todo esto se debe hacer antes de volver a decorar.

Si miras esa habitación durante el proceso, parece todo un desastre. Pero una vez que todo está terminado, ¡el resultado es precioso! Algo parecido ocurre con nuestro cuerpo. Antes de librarse de lo que no quiere, debe eliminar viejas toxinas y limpiar sus órganos. Este proceso puede causar dolor y malestar mientras ocurre.

Resumiendo Si durante un tratamiento o después de un curso de Reiki experimentas algunos de estos síntomas… ¡enhorabuena! Estas en buen camino para convertirte en una persona más sana y más feliz.